Archivo de la etiqueta: Rol

Perlas del Dragón: Sobre el Alineamiento Legal Bueno (II)

El debate que se ha producido (tanto en este blog como a lo largo y ancho de tres redes sociales distintas) tras la publicación de la entrada anterior, donde se expone la carta que abre este intercambio entre lectores, demuestra más allá de toda duda que las diferencias de opinión sobre el alineamiento legal bueno y los paladines siguen tan vivas y coleando como a principios de los 90.  Seguir leyendo Perlas del Dragón: Sobre el Alineamiento Legal Bueno (II)

Anuncios

Perlas del Dragón: Sobre el Alineamiento Legal Bueno (I)

Una de las cosas divertidas de revisar viejos artículos de la Dragon es comprobar que hay debates que nunca mueren. Por muchos giros que se den a las mecánicas del juego, siempre hay elementos que siguen generando la misma controversia y polémica que el primer día. En D&D, uno de los principales es sin duda el alineamiento, y entre todos ellos, ninguno ha vertido tantos ríos de tinta como el Legal Bueno. Y eso es así ahora, como lo era en 1992.  Seguir leyendo Perlas del Dragón: Sobre el Alineamiento Legal Bueno (I)

Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXVII) El Reposo de Vonkar

LOS PORTADORES DEL AMULETO

Sir Alister Norff, Caballero Protector del Reino Perdido

Adavia Morthelius, hechicera e Iniciada Dra’gashi

Shahin ibn Shamal, Magus Sûlita heredero del Viento

Ealgar Caul, Escudero de Sir Alister de la sangre del León

Ponto Overhill, Bardo Mediano

Namat, Sacerdote de Valkar, Padre de la Batalla

Escudo 10

Era ya de noche en el Árbol Hueco, la única posada del pueblo de Lindar, cuando Oren Vaymin terminó de tatuar a Sir Alister. Desde que habían llegado al lugar, dos días atrás, el gharadrim había ocupado la mayor parte del tiempo entregado a dicha tarea. Ahora, las palmas de ambas manos del fornido caballero mostraban sendos ojos tatuados en tinta púrpura, y rodeados de intrincados y laberínticos patrones en espiral. Concentrarse en uno de ellos, dijo el Guardián de Ravengrim, lo activaría, permitiéndo a Sir Alister “ver sin ver” durante una hora aproximadamente. Eso borraría el tatuaje, y por tanto era perentorio que los reservara para cuando realmente fueran necesarios, según les advirtió Vaymin. Seguir leyendo Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXVII) El Reposo de Vonkar

Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXVI) El Tenebrarium

Escudo 8

Gaul corría espada en mano hacia el interior de la iglesia cubierta de musgo, seguido de cerca por Lomborth, para alertar a sus compañeros de que algo no iba bien en aquel lugar, cuando escuchó el sonido del derrumbe.

Elian se acercó con cuidado al borde del agujero dejado por la caída de sus compañeros, para ver si seguían con vida. Estaba pronunciando las palabras de un conjuro de luz que les iluminara en la oscuridad, cuando el amasijo verde empezó a moverse. Lo que al principio había parecido una alfombra de musgo, hongos y setas se agitó y cobró vida, empezando a reptar por el suelo de la antigua iglesia y desprendiendo el hedor de la descomposición. No había sido ningún animal lo que había sembrado el lugar de huesecillos. La masa reptante se dividió en dos con un sonido nauseabundo, con cada mitad avanzando hacia el grupo por uno de los lados del agujero del suelo. Seguir leyendo Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXVI) El Tenebrarium

Bestiario Mítico: Los Kobolds

Hace unos días traduje en este blog un artículo de Roger Moore sobre los Kobolds de Tucker, un texto que en su día sentó las bases para que esas pequeñas criaturas fueran dejadas de ser vistas como meros incordios y se las empezara a representar como astutos y letales tramperos y hostigadores capaces de poner en jaque a grupos de un nivel considerable. Hoy vamos a intentar completar el cuadro echando un vistazo tanto a sus orígenes míticos como a la evolución gráfica y conceptual que ha experimentado desde que debutara como monstruo en Dungeons & Dragons. Seguir leyendo Bestiario Mítico: Los Kobolds

Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXV) La Iglesia Cubierta de Musgo

EXPLORADORES DE WILWOOD

Elian Arroway, mago abjurador de la Sangre del León

Shelaiin Liadiir, guerrera elfa de la Casa Liadiir, hija del Ithandir Sovieliss

Gaul, iniciado druida semiorco proveniente de Dun Emain

Tarkathios, guerrero de brazo tatuado kurathi con misteriosos poderes

Quarion, arquero, cazador y rastreador elfo de los bosques

ESCUDOS DE PIEDRA

Tobruk, enano ex-esclavo convertido en un furioso luchador

Lomborth Barbazul, enano de las montañas discípulo de Dumathoin

Grugnir, enano bribón y astuto poco amigo de los compromisos

Sarthorn, veterano ballestero enano curtido en la Grieta del Trueno

Caellum, cerrajero enano que empieza a descubrir un misterioso don

Escudo 4

El Pequeño Hermano se ha ganado su lugar en nuestro reino.

Los diez aventureros se encontraban frente a la sobrenatural comitiva que había surgido de las aguas del lago. Gaul reconoció a la mujer de piel azulada y cabello verdoso que les lideraba, la misma que había hablado. Era el hada acuática a la que habían rescatado de los ogros durante su primer paso por aquellas ruinas. Su intervención casi les cuesta la vida, pero permitió que la dama del lago escapara a las profundidades. Gaul tomó el cuerpo del gnomo y lo entregó solemnemente a las hadas.  Seguir leyendo Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXV) La Iglesia Cubierta de Musgo

Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXIV) El Misterio de la Mansión del Cuervo

LOS MAPEADORES DEL NORTE

Thaena Sveinsdóttir, guerrera y exploradora korrwyf con sangre de gigantes

Qain’naan, monje enoquiano seguidor de la senda del Fantasma Hambriento

Petrus Cornelius Faust, alquimista andmar recién llegado a Alasia

Assata Silil, conjuradora kushita acompañada de su eidolon panteriforme Shakar

Fray Dervan Oban, clérigo itinerante y bonachón de Uriel

Cosecha 30

La tormenta rugió toda la noche sobre Crawford Manor, como si el cielo protestara con furia por el vil crimen que se había producido entre aquellas paredes. Los cuatro compañeros hicieron caso a las palabras de Sir Inghram, su anfitrión, y pasaron la noche en el aposento de invitados que les habían asignado. Cuando salió el sol, sin embargo, la tormenta era ya un recuerdo, barrida del cielo por completo por los vientos nocturnos.  Seguir leyendo Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXIV) El Misterio de la Mansión del Cuervo

Perlas del Dragón: Los Kobolds de Tucker

Hace un tiempo, al describir en este blog una de las primeras (y más desastrosas) aventuras de uno de los grupos que explora las tierras de Alasia, narré como los intrépidos aventureros se adentraban en un las entrañas de la madriguera de un clan de kobolds, esas criaturas débiles y patéticas conocidas y vilipendiadas desde tiempos inmemoriales por no tener ni media torta. Pues bien, aquel dungeon se convirtió en un verdadero infierno en la tierra para los osados aventureros, que tuvieron que batirse en retirada más muertos que vivos tras pasar por el equivalente fantástico de Vietnam. Y si no me falla la memoria, ya por aquel entonces comenté la fuente de inspiración que me llevó a diseñar esa aventura de tal manera: los kobolds de Tucker.  Seguir leyendo Perlas del Dragón: Los Kobolds de Tucker

Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXIII) Los Portadores Sin Rumbo

Escudo 4

Huyeron en una demencial carrera a través del bosque, sin que les importaran las ramas que les azotaban al pasar ni que sus aterrados caballos les llevaran a un despeñadero. El horror panóptico no les persiguió, pero aún así no se detuvieron hasta mucho tiempo después de abandonar aquella zona del bosque. Y cuando lo hicieron tuvieron que reagruparse y dar un respiro a las monturas. Habían estado al borde de la aniquilación, todos eran conscientes de ello. Y lo que era peor, de dejar el Amuleto de Kishad en manos de un ser horrendamente poderoso y malvado.   Seguir leyendo Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXIII) Los Portadores Sin Rumbo

Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXII) La Batalla de las Ruinas, Parte 2

EXPLORADORES DE WILWOOD

Elian Arroway, mago abjurador de la Sangre del León

Shelaiin Liadiir, guerrera elfa de la Casa Liadiir, hija del Ithandir Sovieliss

Gaul, iniciado druida semiorco proveniente de Dun Emain

Dworkin, hechicero gnomo con afinidad por lo silvano

Tarkathios, guerrero de brazo tatuado kurathi con misteriosos poderes

Quarion, arquero, cazador y rastreador elfo de los bosques

ESCUDOS DE PIEDRA

Tobruk, enano ex-esclavo convertido en un furioso luchador

Lomborth Barbazul, enano de las montañas discípulo de Dumathoin

Grugnir, enano bribón y astuto poco amigo de los compromisos

Sarthorn, veterano ballestero enano curtido en la Grieta del Trueno

Caellum, cerrajero enano que empieza a descubrir un misterioso don

Escudo 4

Como un verdadero coloso, el viejo guerrero ogro empezó a blandir su lanza en poderosos arcos, cada uno de los cuales tan amplio que abarcaba medio campo de batalla. Soltó un bramido en su tosca lengua, que solo Lomborth entendía:

“¡¡¡NO ME ARREBATARÉIS MI HOGAR!!!”

Detrás de él, la ogresa había desenfundado un espadón de su tamaño y se unía también a la refriega, mientras invocaba el poder de Vaprak el Destructor, la demoníaca deidad de los ogros. Seguir leyendo Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXII) La Batalla de las Ruinas, Parte 2