Archivo de la categoría: Pathfinder

Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXXIX) Feral el Lobo

EXPLORADORES DE WILWOOD

Elian Arroway, mago abjurador de la Sangre del León

Shelaiin Liadiir, guerrera elfa de la Casa Liadiir, hija del Ithandir Sovieliss

Gaul, iniciado druida semiorco proveniente de Dun Emain

Tarkathios, guerrero de brazo tatuado kurathi con misteriosos poderes

Quarion, arquero, cazador y rastreador elfo de los bosques

Ephraim, médico errante y clérigo de Barin, dios de los ladrones

ESCUDOS DE PIEDRA

Tobruk, enano ex-esclavo convertido en un furioso luchador

Lomborth Barbazul, enano de las montañas discípulo de Dumathoin

Grugnir, enano bribón y astuto poco amigo de los compromisos

Sarthorn, veterano ballestero enano curtido en la Grieta del Trueno

Caellum, cerrajero enano que empieza a descubrir un misterioso don

Escudo 24

Según los cálculos de Gaul y Quarion, habían recorrido ya la mayor parte de la distancia que les separaba de aquella afluencia fluvial cuando ambos exploradores, que iban en vanguardia, detectaron un rastro imposible de pasar por alto. Dos personas habían recorrido esas mismas trochas, y no hacía demasiadas horas de ello. A juzgar por la forma y tamaño de sus pisadas, eran ambos humanos o algo parecido. Aquello era… inesperado. ¿Quién había podido llegar hasta allí a través de un territorio tan peligroso y hostil? ¿Y porqué justo a ese lugar? Las huellas avanzaban en la misma dirección que llevaba el grupo. Seguir leyendo Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXXIX) Feral el Lobo

Anuncios

Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXXVIII) El Hombre Delgado

LOS MAPEADORES DEL NORTE

Thaena Sveinsdóttir, guerrera y exploradora korrwyf con sangre de gigantes

Qain’naan, monje enoquiano seguidor de la senda del Fantasma Hambriento

Petrus Cornelius Faust, alquimista andmar recién llegado a Alasia

Assata Silil, conjuradora kushita acompañada de su eidolon panteriforme Shakar

Fray Dervan Oban, clérigo itinerante y bonachón de Uriel

Escudo 1

Para preparar su trampa, necesitaban descubrir al resto de los hombres-cuervo que habitaban en Crawford Manor. En realidad, sólo hacía falta encontrar a uno, y Qain tenía una idea de a quien acudir.

El grupo se presentó en la fragua de Merle. El corpulento herrero dejó de golpear en cuanto les vio entrar. Sabía a lo que venían. Y ya no tenía sentido negarlo. 

Estáis en lo cierto. Pertenezco al pueblo cuervo, como mis difuntos hermanos.  Seguir leyendo Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXXVIII) El Hombre Delgado

Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXXVII) Asalto al Salón de los Antiguos

LOS PORTADORES DEL AMULETO

Sir Alister Norff, Caballero Protector del Reino Perdido

Adavia Morthelius, hechicera e Iniciada Dra’gashi

Shahin ibn Shamal, Magus Sûlita heredero del Viento

Ealgar Caul, Escudero de Sir Alister de la sangre del León

Ponto Overhill, Bardo Mediano

Namat, Sacerdote de Valkar, Padre de la Batalla

Escudo 11

Las flechas de los trasgos volaron directas hacia Shahin. Con una rápida palabra de poder, el magus desapareció de la vista y las saetas chocaron inútilmente contra el suelo. Su conjuro de desvanecimiento duraría tan solo unos segundos. Había sido suficiente para salvarle la vida por el momento, pero si no salía rápidamente de allí, no iba a contarlo. Seguir leyendo Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXXVII) Asalto al Salón de los Antiguos

Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXXVI) El Último de los Voadkyn

EXPLORADORES DE WILWOOD

Elian Arroway, mago abjurador de la Sangre del León

Shelaiin Liadiir, guerrera elfa de la Casa Liadiir, hija del Ithandir Sovieliss

Gaul, iniciado druida semiorco proveniente de Dun Emain

Tarkathios, guerrero de brazo tatuado kurathi con misteriosos poderes

Quarion, arquero, cazador y rastreador elfo de los bosques

Ephraim, médico errante y clérigo de Barin, dios de los ladrones Seguir leyendo Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXXVI) El Último de los Voadkyn

Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXXV) Un Misterio Resuelto

LOS MAPEADORES DEL NORTE

Thaena Sveinsdóttir, guerrera y exploradora korrwyf con sangre de gigantes

Qain’naan, monje enoquiano seguidor de la senda del Fantasma Hambriento

Petrus Cornelius Faust, alquimista andmar recién llegado a Alasia

Assata Silil, conjuradora kushita acompañada de su eidolon panteriforme Shakar

Fray Dervan Oban, clérigo itinerante y bonachón de Uriel Seguir leyendo Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXXV) Un Misterio Resuelto

Crónicas de Alasia: La Historia Hasta Ahora…

Tras un mes largo de inactividad absoluta, debida a la acumulación de tareas profesionales y de otras índoles, volvemos a adentrarnos Tras la Última Frontera para reiniciar la singladura de este vuestro blog. ¿Qué podéis esperar a partir de ahora? Para empezar, el regreso de viejas secciones como el Bestiario Mítico y el repaso a la historia de las clases de personaje de D&D. Habrá más arqueología rolera en forma de traducciones de artículos y quizá alguna otra sorpresilla. Y por supuesto, regresan las crónicas de aventuras, tanto las Crónicas de Alasia como (más adelante) las de Fragged Empire.

Para empezar a retomar el contacto con Alasia, o por si alguien decide subirse a bordo en este punto, me ha parecido buena idea hacer una breve recapitulación de las andanzas de los aventureros que bregan por sus tierras, yendo y viniendo, desfaciendo entuertos o a veces quizá provocándolos. Todo ello (y mucho más) podéis leerlo con todo lujo de detalles en las entradas del Libro 2 de las Crónicas de Alasia.

Esta es, pues, la historia hasta ahora… Seguir leyendo Crónicas de Alasia: La Historia Hasta Ahora…

Agénciate Este Sistema: Los Puntos de Descubrimiento de Pathfinder

Todo el que lleva un tiempo pasándose por aquí sabe que me encantan los hex crawls, y las aventuras abiertas de exploración (hasta el punto de escribir páginas y páginas sobre ello). En mi constante búsqueda para pulir, perfeccionar y seguir aprendiendo sobre el noble arte de patear hexágonos, no dejo de encontrar nuevas vueltas de tuerca, nuevas interpretaciones y nuevas mecánicas que resultan interesantes, bien como sistemas directamente aprovechables, bien como fuentes de inspiración para crear las nuestras propias, o para reflexionar sobre maneras nuevas de mejorar la experiencia para todos los implicados.  Seguir leyendo Agénciate Este Sistema: Los Puntos de Descubrimiento de Pathfinder

Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXXIV) Los Nueve Barones de la Fama

EXPLORADORES DE WILWOOD

Elian Arroway, mago abjurador de la Sangre del León

Shelaiin Liadiir, guerrera elfa de la Casa Liadiir, hija del Ithandir Sovieliss

Gaul, iniciado druida semiorco proveniente de Dun Emain

Tarkathios, guerrero de brazo tatuado kurathi con misteriosos poderes

Quarion, arquero, cazador y rastreador elfo de los bosques

Ephraim, médico errante y clérigo de Barin, dios de los ladrones

ESCUDOS DE PIEDRA

Tobruk, enano ex-esclavo convertido en un furioso luchador

Lomborth Barbazul, enano de las montañas discípulo de Dumathoin

Grugnir, enano bribón y astuto poco amigo de los compromisos

Sarthorn, veterano ballestero enano curtido en la Grieta del Trueno

Caellum, cerrajero enano que empieza a descubrir un misterioso don

Escudo 23

Las diez estatuas se alzaban como guardianas del paso entre dos abruptas colinas. Bajo el sol de la mañana, el mármol policromado parecía refulgir con un aura dorada que dotaba a las grandes efigies de una presencia casi sobrenatural. A los pies del impresionante monumento, la compañía observó los rostros de los Barones, los más célebres personajes de la historia y las leyendas de Alasia. Si las noticias de un lugar como aquel llegaban hasta la ciudad, aquel emplazamiento podía llegar a convertirse en un importante centro de peregrinaje, una fuente de esperanza. Los compañeros se esforzaban en recordar los detalles de las canciones de los bardos y los cuentos populares, para intentar asociar un nombre a cada uno de ellos. Seguir leyendo Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXXIV) Los Nueve Barones de la Fama

Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXXII) Sombras Bajo Tierra

LOS MAPEADORES DEL NORTE

Thaena Sveinsdóttir, guerrera y exploradora korrwyf con sangre de gigantes

Qain’naan, monje enoquiano seguidor de la senda del Fantasma Hambriento

Petrus Cornelius Faust, alquimista andmar recién llegado a Alasia

Assata Silil, conjuradora kushita acompañada de su eidolon panteriforme Shakar

Fray Dervan Oban, clérigo itinerante y bonachón de Uriel

Escudo 1

Las escaleras que partían del falso sarcófago de Sir Bertram eran estrechas y empinadas, casi más una escala de mano que verdaderos peldaños. Descendían entre la roca viva de la colina sobre la que se alzaba Crawford Manor, y Thaena, que iba en cabeza, tuvo problemas para encogerse y hacer pasar su gran estatura por aquel angosto acceso. Al pie de las escaleras, unos veinte metros más abajo, les aguardaba una cámara cavernosa lanceada por incontables estalactitas y estalagmitas, que surgían del suelo o se cernían en el techo como las fauces de alguna criatura que ha permanecido hambrienta demasiado tiempo. Una leve corriente de aire provenía del este, donde se abría un oscuro túnel.  Seguir leyendo Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXXII) Sombras Bajo Tierra

Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXXI) Restos de una Antigua Gloria

EXPLORADORES DE WILWOOD

Elian Arroway, mago abjurador de la Sangre del León

Shelaiin Liadiir, guerrera elfa de la Casa Liadiir, hija del Ithandir Sovieliss

Gaul, iniciado druida semiorco proveniente de Dun Emain

Tarkathios, guerrero de brazo tatuado kurathi con misteriosos poderes

Quarion, arquero, cazador y rastreador elfo de los bosques

Ephraim, médico errante y clérigo de Barin, dios de los ladrones

ESCUDOS DE PIEDRA

Tobruk, enano ex-esclavo convertido en un furioso luchador

Lomborth Barbazul, enano de las montañas discípulo de Dumathoin

Grugnir, enano bribón y astuto poco amigo de los compromisos

Sarthorn, veterano ballestero enano curtido en la Grieta del Trueno

Caellum, cerrajero enano que empieza a descubrir un misterioso don

Escudo 19

Los dos días después de abandonar la cueva de Herne el Cazador transcurrieron como un borrón de marchas forzadas, de abrirse paso por la maleza densa incluso a machetazos, en un intento desesperado por cubrir las millas de bosque inexplorado que les separaban del viejo camino. En sus anteriores exploraciones habían divisado en la distancia una sierra de colinas, en las que un pico solitario destacaba prominentemente sobre las demás. Si aquel era el Pico del Águila, llegar hasta él sería el primer paso para hallar la guarida del Espíritu Lobo. Y debían hacerlo corriendo contra el inexorable paso del tiempo. El camino les permitiría avanzar con mucha mayor velocidad, y lo que era más importante aún, con menos posibilidades de perderse. Solo cabía rezar porque el camino siguiera manteniendo el mismo rumbo y no virara más adelante para alejarles de su destino. Seguir leyendo Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXXI) Restos de una Antigua Gloria