Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXXI) Restos de una Antigua Gloria

EXPLORADORES DE WILWOOD

Elian Arroway, mago abjurador de la Sangre del León

Shelaiin Liadiir, guerrera elfa de la Casa Liadiir, hija del Ithandir Sovieliss

Gaul, iniciado druida semiorco proveniente de Dun Emain

Tarkathios, guerrero de brazo tatuado kurathi con misteriosos poderes

Quarion, arquero, cazador y rastreador elfo de los bosques

Ephraim, médico errante y clérigo de Barin, dios de los ladrones

ESCUDOS DE PIEDRA

Tobruk, enano ex-esclavo convertido en un furioso luchador

Lomborth Barbazul, enano de las montañas discípulo de Dumathoin

Grugnir, enano bribón y astuto poco amigo de los compromisos

Sarthorn, veterano ballestero enano curtido en la Grieta del Trueno

Caellum, cerrajero enano que empieza a descubrir un misterioso don

Escudo 19

Los dos días después de abandonar la cueva de Herne el Cazador transcurrieron como un borrón de marchas forzadas, de abrirse paso por la maleza densa incluso a machetazos, en un intento desesperado por cubrir las millas de bosque inexplorado que les separaban del viejo camino. En sus anteriores exploraciones habían divisado en la distancia una sierra de colinas, en las que un pico solitario destacaba prominentemente sobre las demás. Si aquel era el Pico del Águila, llegar hasta él sería el primer paso para hallar la guarida del Espíritu Lobo. Y debían hacerlo corriendo contra el inexorable paso del tiempo. El camino les permitiría avanzar con mucha mayor velocidad, y lo que era más importante aún, con menos posibilidades de perderse. Solo cabía rezar porque el camino siguiera manteniendo el mismo rumbo y no virara más adelante para alejarles de su destino. Seguir leyendo Crónicas de Alasia, Libro 2: (XXXI) Restos de una Antigua Gloria

Anuncios