Perlas del Dragón: Sobre el Alineamiento Legal Bueno (I)

Una de las cosas divertidas de revisar viejos artículos de la Dragon es comprobar que hay debates que nunca mueren. Por muchos giros que se den a las mecánicas del juego, siempre hay elementos que siguen generando la misma controversia y polémica que el primer día. En D&D, uno de los principales es sin duda el alineamiento, y entre todos ellos, ninguno ha vertido tantos ríos de tinta como el Legal Bueno. Y eso es así ahora, como lo era en 1992. 

Entre las páginas del número 187 (noviembre 1992), en la sección “Forum”, en la que los lectores de la era pre-internet se intercambiaban cartas y opiniones, se inicia un intercambio sobre este alineamiento y como interpretarlo correctamente. El debate lo iniciaba la carta de un lector llamado Nicholas Abruzzo, que generó un enorme número de respuestas, muchas de las cuales fueron publicadas en el número 205 (mayo 1994, ¡es lo que tiene el snail mail!). En el centro del debate se encuentra “el dilema del prisionero”, el código de los paladines, y lo estrictamente que se deben hacer cumplir los alineamientos durante el juego. Creo que es un debate lo bastante interesante para reproducirlo aquí, y así comprobar si nuestra percepción de lo que un alineamiento es o debe ser ha cambiado, y si seguimos viendo a los personajes Legales Buenos, y sobre todo a los paladines, de la misma manera.  ¡Al DeLorean!


Escribo esta carta con la esperanza de que los jugadores serios puedan arrojar algo de luz sobre aquello que me ha estado dando más problemas en el juego AD&D durante los últimos seis años: el alineamiento. Los alineamientos se entienden fácilmente, excepto el legal bueno.

Recientemente mi grupo de juego ha empezado una nueva campaña de AD&D 2ª Edición. Yo me hice un paladín. Todo iba viento en popa hasta que tuvimos algunas aventuras en un templo maligno. El problema empezó cuando estábamos luchando contra asesinos y acólitos malvados. Mi DM usa la regla de “la Puerta de la Muerte” para los PNJs y monstruos. Después del combate, mientras los humanos malvados gemían mientras se desangraban hasta morir, mi DM me preguntó; “¿Qué haces?” Mi respuesta fue la que creí más apropiada. Con la espada en alto, hice que mi paladín recitara: “Por las blasfemias y el mal que habéis causado, en el nombre de mi iglesia y mi templo, ¡os envío al lugar al que perteneces!”. Con estas palabras de justicia, les remató rápidamente. Mi DM me miró de una forma rara y dijo (después de que mi personaje hiciera eso varias veces): “Si sigues haciendo esto, tus poderes de paladín quedarán revocados”.

Lo que vino después fue una discusión algo acalorada que acabó con él diciendo: “¡Tu paladín debería haber vendado sus heridas y llevado de vuelta a un templo para convertirles!”. Aquello lo encontré ridículo. Ojo, el grupo estaba en una mazmorra, no era parte de un ejército. Si hubiera un ejército con nosotros, habríamos hecho prisioneros fácilmente. Lo que él pedía no solo era poco práctico, sino que lo encontré incluso caótico. Al ir arrastrando prisioneros, el grupo habría tenido que preocuparse de alimentarlos, estaría en desventaja en combate, y tranquilamente se arriesgaban a que los prisioneros escaparan y acabaran atacando al grupo de nuevo. Eramos personajes de nivel 1 en un templo del mal. Si hubiera jugado como mi DM quería, mi paladín seguramente habría muerto.

Yo justifiqué mis acciones como legales y también buenas. Eran legales porque mi paladín estaba impartiendo la justicia de su iglesia. En la Edad Media, a los sospechosos de ser brujos y brujas, la iglesia y la realeza no intentaban convertirles, les quemaban. Cuando uno considera la posibilidad de la conversión, se da cuenta de lo poco práctica que resulta. Convertir a alguien ya sería lo bastante difícil, pero aquellos a los que combatimos eran asesinos y sacerdotes malvados. La conversión era imposible, simple y llanamente. Debía hacerse justicia para que esta fuera efectiva. Cuando uno rompe la ley, debe pagar el precio. Las acciones de mi personaje eran buenas porque estaba erradicando el mal y haciendo del mundo un lugar mejor.

Por todo lo que he podido leer al respecto, lo legal bueno se define como el mayor bien para el mayor número, mientras se minimizan los daños. Esto está sacado de John Stuart Mill. Yo veo esta filosofía más bien como neutral buena. Si yo siguiera esta interpretación de lo legal bueno, probablemente habría tenido razón.

Nunca creeré que para interpretar a un personaje legal bueno hay que jugar estúpidamente. Espero que alguien con una buena comprensión de los alineamientos puede ayudarme a entender como interpretar a un personaje legal bueno. Al crear discusión sobre este tema, quizá se pueda analizar la diversión que obtiene la gente de la interpretación y proporcionar una mayor percepción de las complejidades de AD&D.

Nicholas Abruzzo


Las respuestas llegaron un año y medio más tarde, y seis de ellas fueron publicadas en la misma sección. Las seis ofrecen puntos de vista distintos e incluyen la respuesta de un capellán militar con experiencia real en situaciones de combate, comparaciones con personajes famosos de la ficción de D&D y también algunas reflexiones interesantes sobre el cruce entre las reglas y la interpretación. Las seis respuestas publicadas en la Dragon aparecerán por aquí dentro de unos días. Entretanto, ¿qué respuesta daríais vosotros a las preguntas formuladas en esta carta? ¿Tenía razón el DM, o el jugador? ¿Un paladín debe ejercitar la clemencia con los enemigos vencidos, aunque sean inconfundiblemente malvados? ¿Es un acto bueno ejecutar a prisioneros peligrosos? 

Anuncios

27 comentarios en “Perlas del Dragón: Sobre el Alineamiento Legal Bueno (I)”

  1. Jooooooooooooooooodó, menuda papeleta. Vaya temita liviano ^^

    Pues, lo siento por el amigo Abruzzo, pero está más perdido que un pulpo en un garaje. O que un falso paladín de nivel 1 en un Templo del Mal.

    Un legal bueno debe hacer lo mejor para las personas, para los individuos, para TODAS las personas y no hay excepción. Si utilizamos como referencia la ética cristiana (¿verdad?), esta especifica “Ama a tus enemigos, haz bien a quienes te odian, bendice a quienes te maldicen, reza por quienes te maltratan. Si alguien te pega en una mejilla, muéstrale también la otra”

    Se puede decir más alto, pero no más claro. ¡¡¡Y un paladín es el exponente más alto de este alineamiento!!!

    Está claro que el legal bueno tiene un ideal muy alto y difícil de alcanzar, pero si ni siquiera lo intentas, difícilmente vas a servir de inspiración y referencia para nadie. Si te parece demasiado duro, NO VALES PARA PALADÍN. Déjalo y hazte un mercenario.

    Lo que dice este tipo es que él y sus colegas querían limpiar el dungeon y los prisioneros les estorbaban. Eso pasa y ha pasado en todas las guerras, y fueron muchos los prisioneros asesinados por sus captores. Pero también muchos otros fueron respetados y sus guardianes sufrieron riesgos y penurias con tal de no matarles.

    Si un paladín no puede sacrificarse por una causa mayor que él, como es respetar la vida, incluso de sus enemigos, pues una vez más… NO VALE PARA PALADÍN.

    Su obligación era llevar a esos prisioneros vivos ante la justicia (su templo, probablemente, pero tal vez no). La alternativa es lo que afirma el Juez Dredd: “yo SOY la Justicia” (seguido de bang bang bang bang), que mola mazo pero no es un buen ejemplo de paladín.

    Le gusta a 2 personas

  2. Por si fuera poco, el tal Abruzzo sabe de historia lo mismo que de ética. Eso de que en la Edad Media la Iglesia no intentaba convertir (redimir) a los convictos, sino que lo que quería y hacía era quemarlos, es una patraña fabricada por la Leyenda Negra española.

    La Inquisición se dedicaba JUSTO A ESO, a perseguir la herejía y tratar de devolver al buen camino a los “desviados” de la doctrina. Si el reo se arrepentía, confesaba y hacía propósito de enmienda, tenía todas las posibilidades de salir bien parado.

    Que sí, claro, era la Edad Media y la vida humana no valía lo mismo. Pero de ahí a afirmar que el propósito de la Iglesia era el exterminio de los malvados mediante el método de la hoguera, va un mundo.

    La prueba es que la Inquisición española ordenó la ejecución, en sus 320 años de existencia, de unas 3000 personas. Lo sabemos porque llevaban registros.

    Sirva de contraste que, en el mismo período, los tribunales del centro y norte de Europa, donde no actuaba la Inquisición, quemaron a cientos de miles de personas por herejía o brujería.

    Así que, ni “a los sospechosos de ser brujos y brujas, la iglesia y la realeza … les quemaban” y pasaban de salvarles (redimirles) o convertirles, ni un paladín es la versión medieval del Juez Dredd.

    Le gusta a 2 personas

    1. Pero es que el juez Dredd es legal neutral, no bueno. Ahora, respecto al tema, yo baso mis interpretaciones de alineamientos en dos conceptos básicos: los personajes buenos practican el altruismo (tratan de ayudar a los demás en la medida de sus posibilidades), los malvados hacen lo contrario, el egoismo y no les importa a quién dañen en el proceso.

      Asi que, cuando tengo a un personaje “bueno” que se dedica sistemáticamente a aniquilar a otros “porque son malvados” en lugar de ayudarles una vez han sido derrotados, o emprende campañas agresivas contra los malos en lugar de intentar dialogar primero… Bueno, en mi cabeza empieza a sumar puntos para un cambio de alineamiento. Si miras al abismo, el abismo te devuelve la mirada.

      Y más precisamente en lo referido a legal bueno, es quizás uno de los alineamientos más difíciles. No sólo exige altruismo, también honor, respeto por la autoridad y la ley,… Añade el código de conducta de los paladines y tienes un embrollo de mucho cuidado porque, generalmente, dicho código exhorta al paladín a combatir el mal allá donde se encuentre, a sacrificarse en defensa de los débiles e indefensos, etc. Campo abonado para la interpretación de cómo armonizar el alineamiento con el código. ¿Es bueno matar a un enemigo malvado una vez ha caído?¿O lo bondadoso sería estabilizarle y salvar su vida?¿Lo segundo contravendría el código al ayudar a alguien malvado en lugar de combatirlo o no?

      Sólo es un ejemplo de conflicto entre alineamiento y código de conducta.

      Le gusta a 3 personas

    2. Es curioso que dedicándose a la guía del hereje hacia el buen camino, estos “buenos y legales” señores arrancarán las confesiones a base de torturas. Por otro lado, tengo entendido que el arrepentimiento y confesión, en la mayoría de los casos, suponía el ahorcamiento previo a la hoguera, no la absolución completa. Todo muy legal y bueno

      Le gusta a 1 persona

      1. No. En la mayor parte de los casos, el arrepentimiento y la confesión concluían en una pena menor, como multas y servicios a la comunidad (¡o ir a las cruzadas!).

        Estás juzgando la mentalidad medieval con mente del siglo XXI, y así es imposible que comprendas nada.

        En todo el planeta, nadie pensaba entonces como pensamos ahora… excepto si te vas a cualquier país musulmán, claro.

        Le gusta a 1 persona

  3. ¿Matar a enemigos indefensos solo porque hacerles prisioneros es molesto? No es un argumento muy válido para un legal bueno, pero para un paladín es inadmisible, salvo que tenga un permiso previo para aplicar la sentencia de muerte (en ese caso, depende de la deidad sería factible aplicar la pena por su cuenta, pero en el caso de dioses más bondadosos sería mejor que la ejecuten las autoridades)

    Le gusta a 3 personas

  4. Mirad lo que os digo. Entiendo perfectamente a este hombre, y explicaré mis motivos: El paladín es un guerrero, lo que hace es luchar contra el mal con la fuerza de las armas. El trabajo de la conversión recae, en todo caso, en los clérigos.
    Hay gente a la que no se puede convertir. Combatirlos no es ser malvado, es actuar en defensa del débil a falta de otros medios mejores. Si pensaramos diferente, entonces podríamos inferir que no pueden existir ángeles guerreros o justicieros, cuando el uso de la fuerza es un medio fundamental para la superviviencia y el triunfo de tus doctrinas.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Menos mal! Alguien que discrepa ^^

      Pero la clave de la discusión no es el combate contra el mal. Creo que todos estamos de acuerdo con eso.

      El tema es la crueldad con enemigos vencidos, incluso asesinarlos a sangre fría porque “no te viene bien” tomarlos prisioneros.

      Para convertirlos, deberían llevarlos al templo y darles la oportunidad de arrepentirse.

      ¡¡¡PENITENCIAGITE!!!

      Le gusta a 2 personas

      1. En eso estoy de acuerdo también, pero hay otras formas de verlo: y es que el paladín tiene la obligación de acabar con el sufrimiento de sus enemigos, dando descanso a sus almas. Según su perspectiva, ellos ya han tenido la oportunidad de rendirse y arrepentirse, pero han elegido ayudar al mal. Ahora lo único que puede hacer un guerrero de la luz, es terminar con su dolor y dar descanso a sus almas.

        Le gusta a 2 personas

      2. El problema de este tema es la definición del bien. La definición de la legalidad o el caos es simple y bastante sencilla de interpretar ya que depende de un codido de leyes generalmente escrito.

        Sin embargo la parte de la bondad o maldad es compleja. En tu comentario das a entender que el proteger una vida (sea la vida que sea) es el mayor bien que existe y un paladin se debe a ese principio. Sin embargo eso es algo que tanto un jugador puede discrepar como persona con temas que actualmente estan de actualidad (eutanasia, aborto) como que se puede discrepar de ello en contexto histórico perfectamente. Que una persona sufra una vida llena de penalidades es bueno? que esa persona corrompa su alma inmortal haciendo actos malevolos? es mejor acabar con esas almas descarriadas o no?

        Para acabar hay un tema que es la conversión. Según el comentario un Paladin debe intentar convertir a seres malvados a la luz de la bondad. Yo eso no lo he leído ni aplicado en ningún sitio. Un Paladin es un guerrero puro que castiga el mal en donde lo encuentra y que nunca se aliará con un ente malvado corrompiéndose por muy alto que sea su objetivo (un Paladin nunca debería dejar pasar un robo por ejemplo). Sin embargo una cosa es detener un robo y otra es tener que andar cargando con una cuerda para llevarse a todos los ladrones al templo a convertirlos. De hecho un Paladin es el guerrero sagrado definitivo y debe ser juzgado y verdugo en los casos que necesiten. En esos casos en que un Paladín actúa como un ejecutor no hay mayor autoridad que el mismo. Un Paladin se enfrenta en muchas situaciones a estar solo y aislado lejos de su comunidad o de su iglesia. No tiene porque andarse con prerrogativas. Otra cosa es que el Paladin usando su habilidad de detectar el mal, sintiese que uno de sus enemigos caidos es bondadoso. En ese caso la ejecución no seria lógica ni defendible. Pero en este caso que nos ocupa perfectamente lo es.

        Me flipa que a estas alturas haya gente que dirija pensando que es capaz de trazar una linea entre el bien y el mal de una sociedad medieval fantástica usando principios del cristianismo.

        Le gusta a 2 personas

  5. Habiendo leido multiple material de AD&D, y entendiendo que las reglas originales del aliniamiento estan en el juego. He de decir que existen multiples ejemplos de paladines castigadores. Siendo claro, lo que falto aqui fue saber cual era la ley para su iglesia. Si el territorio era dominado por la iglesia. Si a autoridad terrenal habia sancionado dicha incursion en el templo del mal. Que podria no haberlo sido.
    Iniciemos separado los elementos. El caracter legal lo da el cumplimiento de las leyes. Ahora estas pueden ser de orden divino, o de ornen natural, y por ultimo de orden humano. Esto en una cosmogonia con deidades. Las leyes tienen un bien juridicamente protegido o valor si se quiere, y un mandato de hacer o una prohibicion de no hacer. Ante el incumplimiento de las mismas existe una sancion sobre el infractor, que puede tener una intencion de prevencion general (A todos aquellos que hagan esto, miren como les va a ir y tema) o prevencion especial.Y seguido de esto puede la pena tener un fin resocializador o simplemente punitivo.
    La iglesia de cada deidad seguira los mandatos de su dios. Esa es la ley. Y el bien, esta determinado tambien en muchos aspectos por su dios. En el manual del buen paladin habla hasta de como se deben pelear las guerras contra otros enemigos legales buenos. Y como los celestiales han combatido entre si, siendo legales buenos ambos grupos en los planos exteriores.
    Poniendo el ejemplo que utilizan en el manual, un paladin encuentra un pueblo con una enfermedad que puede o no curar, causada por un enemigo que esta persiguiendo. Uno de los paladines se detiene y ayuda al pueblo, establece una cuarentena y lentamente va salvando a los que puede. Algunos mueren y otros no. Pero al terminar su tarea encuentra en su camino 5 pueblos que cayeron presa del enemigo que dejo de perseguir y fueron arrzados por la plaga. El otro, rodea el pueblo con arquero, para que nadie infectado escapey propague la enfermedad. Luego prende fuego el pueblo y encomienda las almas a su dios, para que este separe a justoss de injustos. Sigue adelante en su camino y mata al enemigo antes de que llegue al siguiente pueblo.
    El primero salvo a 60 personas de un pueblo pero condeno a 500 de los pueblos restantes. El segundo mato a 100 enfermos que no sabia si podia curar o no pero salvo a 500 de los pueblos restantes….. Bajo su premisa el primero obro bien y legal, pero causo mayores males, que el segundo.
    Y si el segundo no se preocupa por el cuerpo de los enfermos, sino por su alma? si lo que lo preocupa es que tentados por el dolor y la enfermedad caigan en las garras de la adorracion impia del dios de la enfermedad y entreguen su alma a cambio de su salud. Su alma eterna a cambio de su salud mundana? o si creen en la reencarnacion y al matarlos los envia al cilco de nuevo sin que se corrompan…. cual es correcta. Cual fue bueno? cual siguio la ley?

    Le gusta a 2 personas

      1. No, estás obviando la comisión por omisión. Al omitir detener al plaguicida, el paladín estaría cometiendo el asesinato de las masas. Pues el término paladín es originario de oficial del palacio. Es un ejecutor de la justicia. En una época y bajo un sistema donde no existía la separación de poderes. Así que podía ser juez, jurado y verdugo sin ningún problema.

        Le gusta a 1 persona

    1. Estos escenarios, por cierto tan habituales en este tipo de debates, suelen ser tendenciosos en el sentido en que hacen responsable al paladín de los actos y decisiones de otros.
      Tambien asumen que el unico actor relevante es el paladín, pecando de lo que en mi casa se llama PJitis. El supuesto pueblo tiene unas autoridades y unos recursos con los que lidiar con los problemas, incluida una plaga.
      Es con su ejemplo como inspira y lidera un paladín, no con su fuerza.

      Si el paladín se esfuerza por actuar correctamente el segun su codigo y el alineamiento legal bueno no tiene porqué caer. En todo caso si un paladín comete una ofensa debido a las tretas o de sus oponentes no será por eso por lo que caiga, sino por su actuación ante las consecuencias. Aceptar la falibilidad y vivir con los errores cometidos forma parte de ser humano(o inserta aqui tu tipo de humanoide favorito).
      Lo que define al paladín, en mi humilde opinion, és su pulsión por trascender esta limitación.
      Que lo consiga o no… Eso lo decidirán los dados, las decisiones tomadas y el bien juicio del master. 😛

      Le gusta a 3 personas

      1. “El otro, rodea el pueblo con arquero, para que nadie infectado escape y propague la enfermedad. Luego prende fuego el pueblo y encomienda las almas a su dios, para que este separe a justos de injustos.”

        Joder, ese paladín es la bondad personificada XD

        Le gusta a 1 persona

  6. Para mí, la cuestión la ha plasmado muy bien Ezequiel.
    Hay algo que nunca me ha convencido del Paladín. Eres un guerrero santo de tu dios… ¿Por qué no pueden tener un Paladín los dioses Neutrales? Y no tendría sentido que fuera legal bueno.

    Y luego está el alineamiento. Legal bueno es bueno, pero legal (perdonadme la redundancia). Si estás en un reino, país o municipio, en el que la ley es “Si robas te cortan la mano”, un legal bueno lo hará, porque es legal, convencido de que eso es lo mejor para el bien común. En el ejemplo del combate original: si la ley establece como castigo a adorar a un dios malvado la muerte, es la ley. Si lo estabilizas, tratas de convertirlo, etc… ¡eres caótico bueno!, esto es, haces lo que crees mejor para el bien común, ignorando si es necesario la ley.

    Otra vuelta de tuerca. Imaginemos que no es un paladín, sino un guerrero. Y que en lugar de ser legal bueno, eres caótico malvado. Pero lo quieres llevar en secreto. Puedes salvar a una persona solo porque te conviene, egoístamente, mantener el secreto de que eres más malo que un dolor de muelas.

    Llevé durante un tiempo un personaje neutral malvado. Hacía heroicidades y cosas buenas, justificándolo como necesario para que no descubrieran que lo que quería “ser de mayor” era asesino (clase de prestigio). Habría sido un rollo, si no fuera porque, ay, cuando no le veían…, se podía desmelenar. Y es que el “malvado” no tiene por qué ser “tonto”. Si vas con un grupo de héroes porque sabes que con tu nivel, si quieres enriquecerte, mejor llevas una buena escolta, no te interesa ir torturando a los campesinos delante del sacerdote del dios/a de la curación.
    Me remito a Raistlin en las Dragonlance. Hasta que no tienes el poder para hacer lo que te salga de los mengues, más vale que pases desapercibido.

    Le gusta a 2 personas

    1. Voy a contar una historia de mi Neutral Malvado. Éramos un grupo de cinco de unos cuarenta huérfanos que llegaron de niños a un pueblo como refugiados de una guerra (sin adultos). Nadie sabía nada de su pasado. Mi personaje era un semiorco.
      Uno de los líderes naturales de aquella turba de chavales era un humano altote y fornido, seguramente legal bueno (PNJ).
      Buscando indicios de nuestra historia, mi personaje (y tal vez otro) estuvieron investigando en una biblioteca. Allí encontré un libro que llevaba escrita una dedicatoria de alguien a ese líder, y la firmaba “con todo mi amor, tu padre”.
      Cogí a escondidas el libro. Busqué otro igual, y cosa de los dados, lo encontré. Sin dedicatoria, obviamente. Mi personaje se llevó los dos, estuvo practicando para falsificar la letra del primero, falsificó la dedicatoria, esta vez dedicándosela a él mismo. Luego, devolvió el libro original a la biblioteca.
      En una nueva búsqueda alguien lo encontró, y se lo llevó al “líder”. Cuando reveló la dedicatoria, mi personaje, con lágrimas en los ojos, enseñó “lo único que tenía de su pasado. Un libro dedicado al él por su padre”. ¡¡Ea!!, ya tenía medio hermano, ni mas ni menos que el más carismático del grupo.
      Y lo mejor…, con el tiempo, acabó por creerse él mismo su mentira, y creer que, en realidad, eran medio hermanos. XDD

      Le gusta a 1 persona

      1. ¿Un personaje malvado habría destruido el libro original, para “joder” al supuesto líder? Yo creo que mi personaje hizo algo muy “malvado” (egoista, interesado, que le daba ventaja), y sin embargo la “pista” acabó llegando al interesado… igual un poco “adulterada” XD

        Le gusta a 1 persona

    2. Solo una cuestión Valentín. Creo que confundes un poco el legal bueno con el legal neutral. Si la ley de un reino implica cortarle la mano a un ladrón es el legal neutral el que acatará la ley porque cree que ese es el bien común. Un legal bueno lo aceptará aunque no le parecerá bien. Y un paladín, que es más que un legal bueno, pues intentará cambiar esa ley que le parece cruel e injusta porque atenta contra la posibilidad de redención del ladrón. Y ahí viene el típico conflicto de paladín; si su señor le pide que ejecute una sentencia así ¿qué debe hacer el paladín? [Respuesta: no obedecer porque se debe a sus principios y a su dios, y es su señor quien se ha apartado de la senda auténtica de paladín. Eso sí, atente a las consecuencias, majo]

      Volviendo al tema del post, creo que el DM fue un poco cabroncete, cosa que por cierto era bastante común en los DM de 2ª edición. Le ha buscado las cosquillas al paladín y el pobre ha caído a las primeras de cambio. Eso sí, el DM también comete un error, ya que el paladín tampoco estaba forzado a salvar a todos y cada uno de los malvados cultistas a los que había atacado. Otro tema es la crueldad de matarlos a sangre fría.

      De todos modos, en todo esto siempre hay que tener una mentalidad abierta, ya que nadie tiene la respuesta correcta. Yo como DM aceptaría tanto al paladín que salvara las vidas de todos y cada uno de los enemigos como al que los dejara morir. Podría ser divertido pedir una confesión antes de curarles, por ejemplo. Sin embargo, matarlos a sangre fría sí me parecería que va contra el código. De todos modos, solo la reiteración de esas acciones y sobre todo, el convencimiento de que aún siendo incorrectas son las adecuadas llevaría a cambiar de alineamiento y perder los poderes de paladín, que tampoco hay que ser tan cabrón con los jugadores.

      Le gusta a 1 persona

  7. En respuesta a Casares (el blog no me deja responder arriba, no sé porqué).

    No te flipes, hombre. En primer lugar, cada uno dirige como le sale de las narices y se basa en lo que le apetece.

    Pero tienes razón en que, a fin de cuentas, cuando jugamos lo hacemos en fantasía. Puede ser medieval “histórica” o, en la mayor parte de los casos, no.

    Y cada uno elabora “sus” dioses, sus leyes divinas y sus paladines como prefiere. Así que, perfectamente puede haber paladines cuya misión sea eliminar el mal sin tapujos y cargarse a los malos en nombre del Bien. Sea cual sea “el Bien” en términos de esa campaña y ambientación que, en la mayor parte de los casos, los definirá el máster.

    Además, ni siquiera hemos introducido una complicación adicional, como es la de las “razas malvadas” que no se pueden redimir porque no lo permite su alineamiento. ¿Qué pasa con los orcos, los trolls y los elfos oscuros? Si todos son caóticos malvados o, en el “mejor” de los casos, neutrales malvados, ¿qué esperanza tiene un paladín o un clérigo de convertirles? Ninguna. Es una pérdida de tiempo.

    El exterminio parece la única… solución (Solución Final). ¿O no? ¿Y esa campaña en la que capturas a un malvado “irredimible” y con tiempo, esfuerzo y dedicación, le ayudas a hacerse “bueno”? ¿Tiene algún valor como referencia, aparte de la diversión?

    Le gusta a 1 persona

  8. Creo que aqui la gente está cometiendo un error de bulto. El paladín no es un guerrero, ni sagrado ni puro ni celestial ni divino. El paladín es un símbolo de esperanza, un faro en la noche más oscura, un ejemplo que inspira fuerza y coraje en los demás. Su trabajo no es erradicar el mal, es dar a la gente un ejemplo de que se puede ser mejor, de que es posible superarse, alzarse por encima de ruindades y mezquindades.
    Matar a alguien es muy sencillo, lo puede hacer desde el bárbaro furibundo hasta el enigmático hechicero. Hacer ver al malvado el error de sus formas, sembrar la semilla del arrepentimiento en su corazón sin derramar su sangre, cosas así son la senda del paladín. El paladín debe combatir el mal, pero en ningún sitio se especifica que tenga que hacerlo inevitablemente por la fuerza de las armas. Ése es el desafio del paladín; hender la cabeza de un drow es fácil, cualquiera puede hacerlo. Apartarle de las doctrinas de Lolth y hacerle volverse hacia Eilistrey, por ejemplo, sería la batalla del paladín. Nadie ha dicho nunca que el trabajo del paladín sea fácil. Los que defienden el exterminio y ejecución de seres malvados porque son malvados sólo están justificando un comportamiento inexcusable para alineamientos buenos: si un personaje bueno y otro malvado defienden matar, uno de los dos está haciendo algo mal.
    En cuanto a lo que dice el señor Ladrón de Guevara sobre seres malvados irredimibles, debo recordarle que sólo los ajenos malvados lo son; no tienen libre albredio para decidir su naturaleza: los diablos son legales malvados porque representan el carácter metódico del mal desde su “nacimiento”. O los vences por la fuerza de las armas, sin miramientos, o los engañas usando argucias “legales”. Pero los orcos, los trolls o los drows tienen elección, se les puede redimir. Pero no digo que vaya a ser fácil. Una vez más, la senda del paladín no es un camino sencillo de recorrer; si lo fuera, esa clase debería ser borrada de los manuales en beneficio de los luchadores, que pueden hacer lo mismo que propugnan algunos comentaristas, matar sin reparo moral, y de forma mucho más eficiente.

    Le gusta a 3 personas

    1. ¡Ole, y ole! Bien dicho.

      Y, justo lo contrario de lo que defienden otros un poco más arriba, jajajajajajaja

      Yo me quedo también con este paladín, que me parece auténtico. Aunque el juez Dredd… mola ^^

      Por cierto, Iñigo, muchas gracias por lo de “señor”, es un detalle. Y, es cierto, se supone que sólo los paradigmas, los ajenos de las distintos alineamientos son totalmente irredimibles.

      Le gusta a 1 persona

      1. En realidad esto de si son redimibles o no depende de la versión de D&D.
        Creo recordar que en la 2ed, sólo las criaturas que tenían en su descripción de monstruo el alineamiento “any” (sólo lo tengo en inglés) los que podían ser redimidos. Así, los orcos, que vienen como Chaotic Evil, eran irredentos.
        En la 3 ed, según el libro de las obras exaltadas, se podía redimir a toda aquella criatura que no fuera un ajeno vinculado a un plano, o un muerto viviente. Así, los drow y los orcos eran redimibles, si bien el propio manual ya te anunciaba que era mucho más fácil educarlos en la infancia que redimirlos de edad adulta. Básicamente consideraban que las criaturas intrínsecamente malvadas eran los ajenos (diablos, demonios y demás) y los muertos vivientes. Pero las criaturas malvadas del plano material lo eran por educación y cultura, o incluso por elección, no por su propia naturaleza, y podían ser malvados.
        No llegué a jugar nunca a la 4ed inspirada en los videojuegos.
        Pathfinder, que sigue la vía de la tercera, tiene, por ejemplo, toda un adventure path Wrath of the Righteous, (spoilers ahead) que gira en torno a la redención… ¡de una súcubo! Con lo que asumen que todo el mundo puede ser redimido (y sin embargo no se espera del paladín que sea un redentor)
        En la 5e el paladín se permite que sea de cualquier alineamiento y el foco se pone en los códigos, las órdenes que sigue cada uno. El “caballero blanco” sería el paladín de las anteriores ediciones, con la salvedad que se centran en el perfil de guerrero sagrado, seguidor de una divinidad y un código de la iglesia. EL “caballero verde” es ese inspirador de los demás, como el que apunta Íñigo Pérez, que mantiene la llama de la alegría y de la esperanza en cualquier situación. Luego llaman Paladín también al “caballero negro”, que todo su ideal es la venganza, el que el fin justifica los medios (recogido así en su código), imagino que para dar, por fin, respuesta a todas las facetas de este debate que estamos manteniendo.

        Para mí, el Paladín auténtico es el que señala Íñigo: el Galahad, el caballero perfecto. O al menos, el que intenta serlo. Más cerca de Sturm en la Dragonlance que de Derek Crownguard. El que se recoge en los tropes:
        https://tvtropes.org/pmwiki/pmwiki.php/Main/ThePaladin

        Que por cierto, también tienen un par de interesantes enlaces sobre el Legal Estúpido
        https://tvtropes.org/pmwiki/pmwiki.php/Main/LawfulStupid

        y los problemas del bien vs el orden que asumen los Legales Buenos:
        https://tvtropes.org/pmwiki/pmwiki.php/Main/LawfulGood

        Le gusta a 1 persona

    2. Sólo una puntualización a la exposición de Íñigo Pérez: al paladín le dice que debe combatir al mal por la fuerza de las armas la descripción de su clase de personaje, que pone el énfasis en las capacidades marciales, acercándolo a un guerrero tanto en puntos de golpe como en competencias con armas y armaduras. Más incluso que los clérigos, que son de hecho «sacerdotes guerreros».
      Alguien con ese entrenamiento, aunque no se espere de él que sea un psicópata descerebrado, no es una persona cuya primera opción ante el mal sea el diálogo mientras sirve de ejemplo y no de escudo: al fin y al cabo, aprende «castigar el mal» y no «inspirar al pueblo».
      En el resto, muy de acuerdo.

      Le gusta a 1 persona

  9. Que gran debate se ha formado aquí. Nada más que añadir que yo siempre he visto a los paladines de una forma muy similar a la que menciona Ginés Ladrón de Guevara. Quizás sea una forma anticuada y casi cliché de ‘el caballero bueno’, pero leches, es que al final me harto de que los grupos de PJ parezcan pandas de psicópatas…

    En fin, ¡muy grande todo!

    Le gusta a 3 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s