Crónicas de Alasia, Libro 2: (IV) Nuevos Contrincantes

Cosecha 21

El gran salón del Hacha y el Suspiro estaba más abarrotado que nunca. El lugar, hogar de aventureros y buscadores de fortuna, estaba ocupado por completo, y en los salones de Gorstan se cantaba, se comía, y sobre todo, se bebía. Allí se reunieron los Escudos de Piedra tras la siniestra advertencia de Jack Morden. A su llegada, fueron varios de los parroquianos los que retaron a cualquiera de los presentes a aguantar más que un enano trasegando el licor más fuerte de las bodegas de Gorstan, y los Escudos aceptaron el desafío de buena gana. El posadero abrió una barrica del fuerte Uisge-Beatha del Dun y muchos de los presentes empezaron a beber por turnos, trasegando una jarra de peltre tras otra. En cuanto uno de los bebedores no lograba dejar la jarra en el taburete central sin que se le cayera al suelo, quedaba eliminado.  Seguir leyendo Crónicas de Alasia, Libro 2: (IV) Nuevos Contrincantes

Anuncios