Desafío de los 30 Días, Día 30: Mejor Baza como Máster

Bueno, llega por fin la última entrada de este desafío. Entre las fiestas, los desplazamientos y los problemas técnicos, así como mi empeño por combinar el desafío con el contenido habitual del blog, llegar hasta el final ha sido un esfuerzo maratoniano, pero la verdad es que ha resultado divertido y me ha hecho reflexionar sobre muchos temas de la realidad rolera.

La última pregunta es: ¿Cuál crees que es tu mejor baza como narrador?, tus recursos narrativos favoritos.

En realidad, esta pregunta deberían contestarla mis jugadores, ¿no?

Si tengo que opinar sobre mis puntos fuertes como máster o narrador, creo que el principal son las ganas y la motivación. Le pongo empeño, ganas e ilusión en todas las campañas que preparo, y hago todo lo posible para transmitirlo a los jugadores. Le dedico tiempo y esfuerzo a la preparación de las campañas y creo que esa parte no se me da mal. La logística de manejar múltiples tramas y argumentos entrecruzados que se van jugando simultáneamente también la he practicado bastante, y creo que le he cogido el tranquillo.

Algo indispensable en un buen máster es la imaginación y la creatividad, y estas son cualidades que aumentan cuanto más las ejercitas y las alimentas. Por eso, otra cosa que creo que me ayuda bastante a la hora de diseñar aventuras, mundos o tramas es tener un cierto bagaje literario a las espaldas. Fui un niño hiperléxico que aprendió a leer por su cuenta entre los dos y los tres años de edad, y desde entonces no he parado. Siempre he sido un lector voraz, y he consumido cantidades ingentes de literatura de todo tipo, pero sobre todo de fantasía, ciencia ficción y terror. Todo eso te llena el equipaje de ideas, referentes e influencias a las que puedes recurrir tanto en el momento de planificar como al improvisar durante la partida.

Por último, creo que uno de mis recursos favoritos es precisamente la improvisación. Siempre que haya una buena base de la que partir, me gusta improvisar y coger al vuelo las pelotas que te lanzan los jugadores y ver qué se puede hacer con ellas. Me encanta ver como se puede convertir un encuentro generado aleatoriamente en algo que tenga sentido en el mundo y en la historia que se está desplegando ante nuestros ojos. No me importa aplicar criterios masteriles y asignar probabilidades ad hoc cuando los jugadores intentan algo completamente imprevisto, o cuando deciden salirse del mapa y explorar los rincones en blanco de mis mapas.

Pues eso sería todo, dedicación, imaginación e improvisación creo que serían mis mejores bazas como máster, aunque como decía, uno suele ser un mal juez de sí mismo, y deberían ser los que se encuentran al otro lado de la pantalla los que opinaran.

Y con esto termina este Desafío de los 30 Días. Espero que las entradas hayan resultado cuando menos entretenidas, y muchas gracias a todos los que hayan aguantado leyendo mis movidas hasta el final.

¡Un saludo a todos!

Anuncios

8 comentarios en “Desafío de los 30 Días, Día 30: Mejor Baza como Máster”

  1. Bueno, por fin las he acabado, yo también. ¡¡¡Gran trabajo, Jordi!!!
    Han sido interesantísimas y llenas de contenido. Y, respecto a esta última, creo que no te equivocas respecto a tus puntos fuertes. Con la edad, uno va afinando hasta con uno mismo.
    Aunque, sinceramente, me preocupa eso de que te guste coger las pelotas de tus jugadores y lanzarlas. Deberías dejar el Paranoia por un tiempo…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s