Desafío de los 30 Días, Día 3: PX por Interpretar

Puntos de experiencia por interpretación, ¿qué te parecen?

La verdad es que no soy muy amigo de ningún sistema de recompensas por cosas externas al personaje, máxime cuando dependen de valoraciones puramente subjetivas. En este caso, ¿quién decide si un jugador ha realizado una interpretación brillante, o mediocre, o nefasta? Es más, ¿porqué premiar más a un jugador extrovertido y con gran labia, al que interpretar le sale de manera natural, que a un jugador tímido sin la soltura necesaria para grandes aspavientos? Me parece tan injusto como dar más experiencia al que más sepa de historia medieval, o al que se haya empollado las reglas, o al que trae el picoteo. No damos más experiencia a un guerrero si su jugador es el más forzudo de la mesa ni a un mago si su jugador es el que tiene más estudios, ¿verdad? Esto no es diferente.

Yo creo que el grado de interpretación debe dejarse libremente en manos de los jugadores. No le veo mucho sentido a intentar forzar algo así, o a recompensarlo con alicientes dentro del juego. Al fin y al cabo, una interpretación divertida e interesante ya es su propia recompensa, en forma de una mayor diversión para todos los presentes. Y puede tener todo tipo de beneficios interesantes dentro de la propia partida; la experiencia es sólo una de las recompensas que un personaje puede conseguir,  pero hay muchas otras. Por otro lado -y esto he podido presenciarlo en algunas de las mesas en las que he jugado-, dar puntos de experiencia por interpretación puede mandar el mensaje equivocado, y provocar verdaderos “duelos de gallos” en los que los jugadores intentan superarse unos a otros, robándose tiempo bajo los focos y llegando a situaciones absurdas o exageradas sólo para ver si cae ese bonus de experiencia.

Además, esto abre el debate de qué es realmente interpretar durante una partida de rol. No es necesariamente lo mismo interpretar un personaje que asumir un papel. Un jugador puede soltar monólogos dramáticos e interpretar las emociones de su personaje, mientras emplea el metajuego de manera descarada para obtener beneficios mecánicos. ¿Merecería ese jugador una recompensa de experiencia frente a otro que, con menos aspavientos melodramáticos, se mantiene dentro de la piel del personaje y toma decisiones como si estuviera en su piel? Es un tema peliagudo que demuestra que este tipo de recompensas es absolutamente arbitraria.

Para ilustrar mis problemas con el tema de hoy, dejad que os cuente una anécdota directamente relacionada. En una ocasión, muy al principio de la campaña de Alasia, abrí un blog privado para que actuara como diario de campaña en común para todos los personajes y grupos. Mi idea original era una versión por escrito de dar puntos de experiencia por interpretación: premiar a los jugadores que de manera habitual aportaran registros y diarios desde el punto de vista de su personaje, para ir creando entre todos ese “Libro de las Tierras Perdidas”. Me llevó muy poco tiempo darme cuenta de que era un error gordísimo. Los jugadores que tenían más tiempo libre o una mayor facilidad para escribir lo hacían de manera regular y continuada, mientras que el resto no podía o no sentía la inclinación, y apenas lo hacían. De haber aplicado mi idea original, los personajes de los primeros habrían avanzado más deprisa que los del resto, ganando experiencia por algo externo a los propios personajes. No era nada justo, y lo descarté por completo.

En resumidas cuentas, creo que es injusto premiar algo tan subjetivo como la interpretación: es fácilmente abusable, puede tener efectos desincentivadores en los jugadores más introvertidos y no tiene relación directa con el personaje y la ficción en sí misma sino con el comportamiento de su jugador. Es decirle a los jugadores que unos “juegan bien a rol” y otros no. Por supuesto, cada grupo es un mundo, y cada cual en su mesa es muy libre de hacer lo que quiera, pero en mi opinión, la experiencia es algo que ganan los personajes por sus logros dentro del mundo de juego, y ahí debe quedarse.

 

Anuncio publicitario

10 comentarios en “Desafío de los 30 Días, Día 3: PX por Interpretar”

  1. De acuerdo. PX por interpretar es muy subjetivo e injusto. Y lo que es peor, se notan favoritismos, lo que va totalmente contra el grupo de jugadores, creando de facto jugadores de primera y de segunda.

    Un saludo.

    Me gusta

  2. Es que el tema de PXs per se es bastante peliagudo. Si se premian ciertas cosas al final esos comportamientos premiados se potencian. En su justa medida puede hasta ser razonable, pero ya hemos visto lo que ocurre con esas cosas. En las primeras ediciones de D&D se recompensaba conseguir tesoro frente a derrotar monstruos lo que producía cierta forma de jugar pero que a veces resultaba en comportamientos aberrantes, igual que en 3ª al solo recompensar el derrotar monstruos. En el caso de la «interpretación», más allá de la discusión de qué es interpretar, puede acabar en los comportamientos que nombras arriba. Yo, particularmente, cuando lo hacía en 2ª edición recompensaba las interpretaciones y actuaciones de los personajes, no de los jugadores. Si un jugador estaba tan metido en su personaje que hacía algo muy remarcable COMO PERSONAJE pues le daba esa recompensa, pero no es algo que se hiciera muchas veces.

    Le gusta a 1 persona

    1. Eso es, para mi también las recompensas deben ser intradiegéticas, no extradiegéticas. Y si hay px por alguna actuación o momento destacable, debería ser la excepción y no la regla, señal de que ha pasado algo realmente alucinante.

      Me gusta

  3. Por una vez no estamos de acuerdo. Yo creo que, si ese bono se utiliza de manera moderada y se premia tanto las interpretaciones buenas como las acciones decisivas en el juego y, por qué no, las pifias más descacharrantes, es un buen instrumento.

    El bono debe ser mínimo, un acicate más que no provoque excesos. Y, si el Máster aprecia que un jugador se queda atrás, pues inventa un modo de compensarle y listo. Para eso es el Máster.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡No se puede estar de acuerdo en todo, evidentemente! Para mí es algo que prefiero evitar, porque además no tengo tan claro que los sistemas de incentivos funcionen realmente, pero cada mesa es un mundo, y si os funciona, ¡allons-y!

      Me gusta

  4. Muy de acuerdo. Jugamos AD&D 2ed y AdlMdE principalmente. Siempre he dado px por interpretar, y a lo largo de mi historia rolera me he encontrado con TODOS los problemas que indicas, por lo que sigo dándo esos px extras, pero en un sentido totalmente contrario a como lo hacía, utilizándolos para premiar a quien no realice prácticas nocivas para la partida, es decir:
    1) Todos parten de un 10/10, que les otorga unos px extra por interpretación, ponderados en función de lo que les cuenta subir de nivel, y que suponen 1/20 del nivel…es decir, alguien que cumpla los requisitos que vienen a continuación, aunque no mate ni un bicho ni haga nada, cada 20 sesiones ganará un nivel si «se comporta bien».
    2) Quien no viene a una partida no gana los px por interpretación, para fomentar que la gente asista.
    3) Cada una de estas acciones que describo a continuación van bajando en 1 la nota inicial de 10/10: metajuego, interrumpir la partida con cosas que no tienen nada que ver con la partida, acaparar la partida-ser pedante-no ser educado, hablar de cosas que no vienen a cuento con la partida-contar batallitas…

    Llevo una hoja de control en la que cada vez que alguien hace algo «incorrecto» se lo aviso y anoto, y al final de la partida, cuando calculo los px, calculo tambien los px de «comportamiento» , que se suman a los anteriores. Y las ideas especialmente brillantes o las acciones que salvan el grupo o que están muy de acuerdo con el PJ son recompensadas individualmente a parte.

    He pasado de dar px por interpretar, muy subjetivos y contraproducentes por los motivos que has expuesto tan bien, a dar px por comportamientos que favorecen un buen ambiente de roleo.

    Cada vez más enganchado a tu blog.

    Saludos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues ostras, me parece un sistema mucho más justo, la verdad, y además productivo. ¡Igual algún día te lo «cojo prestado» para probarlo yo en mi grupo! Me alegro que te guste el blog, ¡y muchas gracias por comentar!

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s