Palabra de Gygax: Ponlo y Ellos Vendrán

Siguiendo con su serie de artículos en los que revela anécdotas y particularidades de los primeros días de la campaña de Greyhawk, Gygax escribe en la Dragon 296 (Junio 2002) la historia del origen del curioso objeto mágico conocido como agujero portátil, y como fue rápidamente descubierto de manera imprevista para el DM, o sea él, que había tramado la manera de mantener un objeto tan útil y práctico oculto a plena vista. El afortunado que se lo llevó fue el mago Tenser, que al parecer no le hacía ascos a meterse a repartir estopa cuerpo a cuerpo de vez en cuando, como atestigua uno de los hechizos que llevan su nombre (Transformación de Tenser, que convierte al mago en un reparteleches considerable). 

Ponlo y Ellos Vendran, por Gary Gygax

Desafiando a las Probabilidades

Las recompensas de jugar a un juego de rol son abundantes: está la camaradería y compañerismo al reunirse los jugadores para jugar la siguiente sesión, la imaginación se ve estimulada, y la mente se ve desafiada a hallar soluciones creativas a los problemas y luego recompensada con una sensación de logro cuando esas soluciones se demuestran correctas.

También hay recompensas tangibles para los personajes jugadores, que sirven de vara de medir de la actuación de los PJs. La más obvia de ellas es la acumulación de puntos de experiencia y la ganancia de niveles, pero la obtención de objetos mágicos y riqueza también son recompensas apreciadas. Ciertamente, un DM astuto puede aportar a esta lista de recompensas al añadir beneficios especiales para los personajes. Estos incluyen la fama y el renombre, ganar devotos seguidores, y obtener títulos. Cuando hablamos de valor para el personaje, sin embargo, nada es tan deseable para la mayoría de jugadores como los objetos mágicos útiles y potentes.

Con eso en mente, imaginad que estáis conmigo de vuelta a 1973, viéndome trabajar en el juego. Estoy dibujando febrilmente mapas de los niveles de la mazmorra, colocando encuentros, y eligiendo lo que se encontrarán los PJs si el encuentro es manejado de manera exitosa. Ser repetitivo no es deseable, así que depende de mí encontrar maneras de mantener la frescura en los encuentros, incluso si no siempre puedo inventarme nuevos monstruos. Finalmente he acabado de mapear una extensión del cuarto nivel, y todos los monstruos han sido colocados. He puesto una gran banda de gnolls en un rincón fuera de paso, y aunque presentarán un desafío razonable, no son tan interesantes. ¿Quizá pueda especiarlo un poco con un nuevo objeto mágico? Decido poner unas pocas monedas de oro y luego esconder algo que no se había visto nunca antes, un agujero portátil, en un pasadizo sin salida tras la guarida de los gnolls. Me río entre dientes ante mi propia astucia, sabiendo que pasará mucho tiempo antes de que alguien descubra este premio.

Tenser decide que está a punto para un poco de mazmorreo, así que es hora de aventuras. Rápidamente se dirige hacia el cuarto nivel, para mi consternación. Cuando le pregunto porqué quiere dirigirse a una zona ya explorada, responde: “tu mapa muestra una zona que no ha sido explorada aún.” Preguntándome qué ha motivado esa comprobación del mapa en primer lugar, me pongo a dirigir la exploración de Tenser y me quedo anonadado cuando casi inmediatamente encuentra y empieza a pulular por mi extensión recién terminada. Mi asombro aumenta cuando se dirige directamente al lugar donde merodean los gnolls, los trincha completamente haciendo un uso inteligente de sus conjuros y algo de combate cuerpo a cuerpo, y luego procede al saqueo de manera exhaustiva. Tenser revisa la zona circundante, incluyendo el pasadizo sin salida. Tras contarle que el lugar está vacío salvo por un agujero irregular en el suelo, al que evita fácilmente, me explica que quiere tantear el borde del agujero con su palo de 3 metros.

El resto de esa aventura fue algo tal que así, “Sí, se mueve; sí, se separa del suelo cuando lo levantas; tienes lo que sin duda es un agujero portátil de hasta 3 metros de profundidad y metro veinte de diámetro.”

¿Qué puedo decir? Entre otros objetos especiales de este tipo, Tenser también logró encontrar la única espada vorpal que jamás puse en la mazmorra, y como con el agujero portátil, lo hizo casi inmediatamente después de que yo hubiera colocado el objeto. Llamadlo lectura de mentes, presciencia o lo que queráis–tú ponlo y ellos vendrán.

Anuncios

3 comentarios en “Palabra de Gygax: Ponlo y Ellos Vendrán”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s