¡Hexplora!

Si seguís un poco las redes sociales roleras, probablemente ya os haya llegado la noticia, pero dejadme que os lo cuente de todas formas: ¡Nace una nueva editorial, y tengo el inmenso placer de ser su primer autor! Hace unos días, tanto mis compañeros de andanzas como yo mismo hicimos pública una noticia que nos moríamos de ganas de compartir con la comunidad: la próxima publicación de ¡Hexplora!, un libro sobre rol firmado por un servidor y que dará el pistoletazo de salida a una nueva y flamante editorial rolera, 77Mundos. Ahora que la euforia inicial ya es más manejable y que ya soy capaz de mantener la compostura (al menos de puertas para afuera), os cuento qué es ¡Hexplora! y cómo se originó este proyecto.

Todo empezó con una entrada en este mismo blog. Un buen día se me ocurrió intentar plasmar mis opiniones acerca de una manera muy concreta de jugar a rol, el estilo conocido como sandbox. Por aquel entonces ya llevaba mucho tiempo dirigiendo una campaña de largo recorrido, Las Crónicas de Alasia, y me apetecía compartir las razones por las que, tras seis años de juego, el sandbox se había convertido en mi manera favorita de jugar y sobre todo de dirigir. Aquella entrada fue extremadamente bien acogida, pero sobre todo me sirvió para darme cuenta de que tenía muchas más cosas que compartir sobre ese tema. Así nació un ciclo de veinte entradas dedicadas al sandbox al estilo de la vieja escuela, en las que contaba mi manera de hacer las cosas, desgranaba qué elementos me habían funcionado y cuales era mejor evitar, compartía algunas de las herramientas de las que me había valido, e ilustraba todo ello con una serie de ejemplos reales extraídos de mi propia campaña.

El ciclo sandbox fue, para mi sorpresa, todo un éxito. Viendo que había quien parecía encontrar de utilidad todo aquel material, y a instancias de varios de los seguidores del blog, decidí recopilar las 20 entradas en formato PDF para una mayor comodidad de uso y consulta. Colgué el archivo para su libre descarga y pasé a otras cosas. Gracias a aquel ciclo entré en contacto con otros aficionados al sandbox y al rol de la vieja escuela, que dieron vida al blog con sus preguntas y comentarios, lo que en muchos casos dio lugar a interesantes conversaciones a través de las redes sociales. En algunas de esas charlas se encuentra el germen del proyecto que ahora nos ocupa y nos emociona.

Hay varios nombres en la comunidad rolera que apenas necesitan presentación, y ese es el caso de Carlos de la Cruz, autor del veterano blog La Frikoteca, uno de los buques insignia de la bloguesfera de habla española, con diez años de bagaje y de contenidos de calidad a sus espaldas… ¡Se dice pronto! Carlos es, además, autor de varias aventuras publicadas, como La Tumba del Rey Toro o En Busca de la Ciudad Perdida de Garan, y traductor de juegazos como Pendragón o Ryuutama… Su pasión por el sandbox y los juegos de la vieja escuela es de sobra conocida. Carlos me contó sus planes de crear un sello editorial junto a su hermano Sergio, alias Terrax el Maestro, y en alianza con Ediciones Subterráneas y su intrépida líder, Alicia Geijo. Así nació 77Mundos. Os podréis imaginar mi reacción cuando Carlos me propuso publicar de manera profesional una versión física, expandida y revisada de mi ciclo sandbox. ¿Qué rolero no ha soñado alguna vez con algo así? En seguida nos pusimos de acuerdo, y durante los meses siguientes empezamos todos a trabajar a destajo en el proyecto, al que bautizamos como ¡Hexplora! En este proceso, además, hemos tenido el lujo de contar con una colaboración excepcional, en la forma del asesoramiento y la revisión de textos que ha llevado a cabo Ricardo Dorda, otro nombre propio de esta afición. Ricardo es coautor de Cultos Innombrables, y como Carlos, Sergio y yo mismo, un apasionado del sandbox y la OSR. Sus consejos y su ojo clínico han resultado de un valor incalculable, y desde aquí no puedo más que agradecerle infinitamente su desinteresada participación.

Un punto que tanto Carlos como yo encontramos fundamental fue el hecho de seguir ofreciendo el recopilatorio original en pdf como descarga libre. La idea detrás de ¡Hexplora!  no es la de hacer pagar por algo que hasta ahora era gratuito. Se trata de intentar dar alas a ese material, de intentar que llegue a más gente de lo que permite el modesto alcance de este blog, y de ofrecer su mejor versión posible en una edición profesional. Para lograrlo, nuestra mejor baza era recurrir a una campaña de mecenazgo a través de la plataforma Verkami, cuya fecha de inicio haremos pública en cuanto nos sea posible. Pero insisto, el recopilatorio original seguirá estando disponible libremente para quien lo desee.

¿Y qué ofrecerá ¡Hexplora!?, quizá os estéis preguntado. Bueno, para empezar, todo el texto original ha sido objeto de una profunda revisión, tanto para ser adaptado del lenguaje bloguero original en el que estaba escrito a un formato más apropiado, como para pulirlo y perfeccionarlo. Pero no nos hemos quedado ahí, ni mucho menos. Los capítulos han sido reorganizados para dotar al texto de una mayor coherencia narrativa, y se han añadido varios capítulos de nuevo cuño con todo aquello que se me quedó en el tintero la primera vez. Además, he escrito una extensa serie de apéndices (y cuando digo extensa, quiero decir que alguno de esos apéndices es lo bastante largo como para aparecer publicado por sí solo) en las que ofrezco diversas herramientas que creo que son de gran utilidad para desarrollar y dirigir un sandbox. En esos apéndices podéis encontrar mecánicas para persecuciones (¡para cuando lo sensato es salir por patas!), sistemas de generación aleatorio de terreno y, cerrando el libro, El Valle Prohibido, una campaña sandbox jugable y creada expresamente para la ocasión a modo de ejemplo. Todo ello cobra vida gracias a las ilustraciones de Sergio de la Cruz, que capturan a la perfección ese espíritu old school que impregna todo el libro. ¡En serio, esperad a conocer al sufrido grupo de aventureros que desfilarán por sus páginas!

En resumen, ¡Hexplora! pretende ser una completa guía para la creación y gestión de campañas sandbox, utilizable con cualquier sistema de juego. No se trata de un suplemento al uso; yo lo veo más como una ayuda para quien quiera aventurarse a probar el sandbox a lo vieja escuela, de hexágonos y encuentros aleatorios, y también como una plataforma desde la que dar a conocer un poco más este estilo de juego tan a menudo incomprendido o denostado. Sea como sea, se trata de un proyecto enormemente ilusionante para todos los implicados, y obviamente, para el padre de la criatura aún más. Ahora, a seguir trabajando para ofreceros la mejor versión posible de ¡Hexplora! 

¡Saludos!

Anuncios

15 pensamientos en “¡Hexplora!”

  1. Fantástica noticia.

    Es la novedad rolera que más ilusión me ha hecho en mucho tiempo. Me encanta este estilo de juego, he disfrutado de las 20 entradas y descubierto mucha información interesante que desconocía tanto de libros como de otras webs.

    Enhorabuena por el paso dado, espero con ansias la campaña de financiación.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Gracias! La verdad es que me encanta leer que este blog ha podido servir de ayuda o inspiración para la creación de nuevos sandbox. ¡Sientete libre de pasarte cuando quieras a comentar como te está funcionando!

      Me gusta

    1. ¡Saludos, y gracias por el comentario!

      ¡Hexplora! está escrito para juegos de fantasía medieval, aunque buena parte de sus conceptos se pueden aplicar a cualquier género. De la misma manera, aunque toma como base los juegos tipo D&D, se puede utilizar con cualquier sistema de juego, ya que buena parte de sus capítulos son independientes de cualquier sistema o mecánica.

      Uno de los capítulos de ¡Hexplora! trata precisamente de lo que comentas, el sandbox a través de los niveles. Resumiendo mucho, más que una dificultad, es que deben ser diseñados y dirigidos teniendo en cuenta el nivel. No me refiero a poner monstruos y encuentros mas difíciles y ya está, sino a que los personajes de distintos niveles se dedican normalmente a cosas bien distintas. De aventureros y mercenarios a sueldo, a líderes y señores feudales a héroes reconocidos, pudiendo llegar a convertirse en verdaderas leyendas vivientes. El secreto es que el entorno sea lo bastante flexible para permitir dicha evolución, y adaptarse a ella.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s